Se recomienda evitar el uso de zapatillas con ruedines

Zapatillas con ruedas

El Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos pide a los centros educativos de Infantil y Primaria que no permitan a los niños ir con zapatillas con ruedas ante los problemas que puede ocasionar su uso, después de que un estudio haya demostrado que aumentan la carga en el antepié y la presión media sobre el talón.

Esta institución ha lanzado esa recomendación tras un estudio de la Universidad Miguel Hernández de Elche (Alicante) que ha analizado el impacto para el pie de este tipo de calzado, conocido también como heelys‘, tras constatar que hasta un 11 por ciento de los alumnos de Infantil y Primaria va al colegio en alguna ocasión con estas zapatillas.

Esto hace que los menores pasen con estas zapatillas más de 8 horas al díaen muchos casos cuando para Roberto Pascual, autor del estudio, «no son un calzado sino un juguete» y no deberían usarse «más de una o dos horas a la semana».

En su estudio analizaron una muestra de 100 niños de 2,5 y 8,5 años, de los que años y medio y los 8 años y medio, y vieron que a largo plazo puede ocasionar problemas derivados de su peso, de la altura del tacón, de la falta de flexibilidad y del propio ‘ruedín’ y su inestabilidad.

El elemento más crítico es la altura de tacón ya que la diferencia en algunos modelos de una zapatilla con rueda o sin rueda puede ser de hasta 5 centímetros. Los estudios científicos demuestran que cuando un individuo está descalzo en el suelo el 75 por ciento del peso lo soporta el talón y el 25 por ciento el antepié.

Pero a medida que la altura de tacón aumenta, los porcentajes varían, y con un tacón de 4 centímetros el talón ya sólo soporta el 50 por ciento del peso y la otra mitad el antepié.

Y esto puede tener consecuencias en problemas de crecimiento, enfermedad de Freiberg o metatarsalgias, así como el posible acortamiento a largo plazo de la cadena muscular posterior y su relación con las talalgias, como la enfermedad de Sever y el desarrollo de pies planos que no evolucionan de forma fisiológica a partir de los 8 años de edad.

COMO SI LLEVARAN TACONES DE 4-5 CENTIMETROS

En el caso de las zapatillas con ruedines, han visto que la carga en el antepié aumenta un 20 por ciento con el uso del calzado respecto al niño descalzo, y hasta un 40 por ciento cuando el niño va calzado con la rueda frente al niño descalzo, lo que hace que la sobrecarga del antepié sea «comparable al uso de forma constante un tacón de entre 4 y 5 centímetros».

«¿Se imagina a su hija acudiendo todos los días al colegio con un calzado de 5 centímetros de tacón? Este traslado de la carga del talón al antepié supone una alteración de la propiocepción, información que recibe el organismo de las terminaciones nerviosas de la planta del pie. Al trasladarse carga al antepié, cuando caminan estos niños huyen del apoyo del talón y cargan en el antepié», ha aseverado Pascual.

Como consecuencia, los huesos del talón no reciben tampoco comorespuesta del cerebro la orden de que se tienen que desarrollar para contrarrestar las fuerzas reactivas del suelo disminuidas o ausente es estos casos, y esto hace que los huesos del talón se desarrollen menos y el niño tenga un talón estrecho que, a largo plazo, le puede provocar consecuencias negativas.

Del mismo modo, también han visto que la presión media sobre el talón en entre 1,5 y 2,7 veces superior, y el peso del calzado más del doble que el de un calzado deportivo normal.

MENOS ZONA DE APOYO

Además de por el tacón y por el peso, el tercer problema viene por la inestabilidad que provoca la propia rueda al reducir la zona de apoyo. Y en los escolares en los que se ha evaluado el uso de ‘heelys’ se ha observado una reducción media de la superficie de apoyo de 8 centímetros cuadrados.

«Si tenemos en cuenta que el valor medio de la superficie de contacto descalzo en esta muestra es de 32,25 centímetros cuadrados, representa una disminución del 25 por ciento de la superficie de contacto, por lo que aumenta la inestabilidad principalmente en el plano antero-posterior pero también latero-medial, evaluado con la plataforma de presiones», reconoce este experto.

Esto no significa que se vayan a producir esguinces pero sí implica una pisada anómala, comprobable tanto de forma visual como objetiva por medio de cualquier sistema de presiones o inerciales.

Esta inestabilidad también se produce con los patines en línea pero, según Pascual, «el patinaje compensa esto con algunas ventajas, como coordinación, equilibrio y desarrollo motor, mientras que con estas zapatillas con ruedines no hay ninguna ventaja en su uso diario en los colegios»

Infiltraciones de colágeno

Hoy vamos a hablar un poco de uno de los tratamientos contra el dolor más novedosos a nivel de las patologías musculoesqueléticas en fase aguda y crónica. Se trata de las Infiltraciones de colágeno, tratamiento que lleva alrededor de un año utilizándose en España con muy buenos resultados y que a partir de febrero podréis acceder a él en nuestra clínica. Para entender de qué se trata debemos saber primero lo que es el colágeno

¿Qué es el Colágeno?

Se trata una proteína que se encuentra en diferentes estructuras de nuestro cuerpo como son:  la piel, ligamentos, tendones, huesos, cartílagos, vasos sanguíneos y otros tejidos conectivos.

Existen 19 tipos diferentes colágeno; siendo el colágeno tipo I el que se encuentra en mayor cantidad en el cuerpo humano.

El colágeno tipo I a V conforma el 99% de todo el colágeno de nuestro organismo

Se encuentra dispuesto del siguiente modo:

  • Tipo I: Huesos, tendones, músculos, fascias, ligamentos y piel.
  • Tipo II: Cartílagos y estructura de los ojos.
  • Tipo III: Hígado, pulmones y arterias.
  • Tipo IV: Riñones y varios órganos internos.
  • Tipo V: Superficie de las células, cabello y placenta.

 Si queremos entender qué sucede cuando nos infiltramos colágeno, debemos conocer sus funciones principales:

  • Contribuye con la actividad muscular, permitiendo el movimiento.
  • Confiriere a los tejidos y órganos, hidratación, resistencia, elasticidad y flexibilidad.
  • Tiene una función estructural dado que ayuda a mantener la integridad de las estructuras anatómicas (soporte).
  • Aporta cohesión a los tejidos y órganos, junto con la “elastina” y las “glicoproteínas”.

Así pues, el  colágeno es una proteína, a la vez, funcional (movimiento) estructural (soporte).

Cada tipo de proteína tiene cualidades específicas y se forma a partir de un número y una secuencia de diferentes aminoácidos.

Es por ello que en la actualidad se está usando para tratar el dolor ocasionado por alteraciones musculoesqueléticas agudas o crónicas con un porcentaje de efectividad muy elevado, porque devuelve las propiedades a los diferentes tejidos. Las patologías susceptibles de tratamiento con colágeno en la clínica son muy variadas

  1. Alteraciones ligamentosas: esguinces de tobillo, dedos, etc
  2. Alteraciones de origen mecánico: tendinitis aquílea, tibial posterior, fascitis plantar, tibial anterior, peroneos, miositis,….
  3. Nerviosas: Neurinoma de Morton
  4. Alteraciones óseas: artrosis, espolón y cualquier proceso degenerativo del hueso
  5. Capsulares: Capsulitis, síndrome de predislocación
  6. Tratamiento postquirúrgico: para devolver a la zona intervenida sus propiedades estructurales.

 

 

 

 

Sobre superficies resbaladizas se debe escoger con especial atención el calzado

El calzado ideal debe ser impermeable y permitir la transpiración

Advierten que las botas conocidas como “katiuskas” solo deben usarse para la lluvia y durante un periodo corto de tiempo

Con el frío, viento y humedad del invierno la piel se enfrenta cada año a una importante deshidratación y a un envejecimiento que se acelera con las bajas temperaturas. Los contrastes entre humedad y temperatura ambiental se acentúan considerablemente en esta época del año y contribuyen a deteriorar los pies. El Colexio de Podólogos de Galicia explica que lo más importante del calzado de invierno es que la suela sea de goma para poder aislar y proteger los pies del frío y la humedad. Destaca también que la suela debe tener dibujo para que permita un mejor agarre y evite los temidos resbalones.

Los podólogos recuerdan que una de las cosas más importantes en invierno es manterner los pies lo más secos posibles, evitando que se mojen con la lluvia o el sudor excesivo. Indican que cuando los pies están mojados la piel se ablanda y es más probable que aparezcan ampollas u hongos, incluso en las uñas.

A veces el calzado que se elige para la lluvia es impermeable, pero impide la evaporación del sudor. Es el caso de las concocidas botas de goma para la lluvia, las katiuskas, que los podólogos gallegos solo recomiendan usar durante un momento concreto y nunca durante mucho tiempo. “Al caminar y hacer ejercicio el cuerpo sube de temperatura y expulsa sudor para regularse. Para no acabar con el pie mojado debemos elegir un calzado que permita la transpiración” –destaca el portavoz del Colexio, Borja Pérez.

Por lo tanto, los podólogos apuntan que el calzado ideal es el que impide la entrada de agua desde el exterior y, a la vez, permite la evapiración del sudor gracias a materiales que poseen agujeros microscopicos, más pequeños que una gota de agua pero más grandes que el tamaño del vapor de agua. También destacan que existen productos como la grasa animal, que aplicados sobre un calzado de piel, consiguen este mismo efecto.

Una bota de esquí adecuada puede prevenir lesiones

Uno de los deportes que más se practica en invierno es el esquí. En relación a los pies, se debe prestar atención a la elección de la bota de esquí, porque el pie está enclaustrado y en una situación anómala. “El pie debe estar en perfectas condiciones dentro de la bota para evitar alteraciones que pueden provocar accidentes o convertirse en lesiones” –apuntan los podólogos gallegos–. Entre las posibles lesiones destaca el Neuroma de Morton, una lesión donde se comprimen los nervios intermetatarsianos (los nervios que dan sensibilidad a los dedos de los pies). La bota y la fijación son dos elementos a los que hay que prestar especial atención porque son los que pueden prevenir lesiones.

Como en cualquier deporte, calentar antes de realizar el ejercicio es básico. Según los podólogos, las personas que usan plantillas al caminar también deben utilizarlas con las botas de esquí, sobre todo con deformidades en los pies porque su ausencia podría generar sobrecargas que empeorarían la alteración podológica de base. Tampoco hay que olvidar, según los profesionales, la importancia de vestir calcetines adecuados para esquiar, de un grosor determinado, y de utilizar las protecciones adecuadas en los tobillos.

Zapatillas Five Fingers

vibram-fivefingersLa empresa estadounidense Vibram devolverá 2,7 millones de euros a sus clientes tras varias demandas colectivas contra la publicidad engañosa de sus zapatillas FiveFingers. La marca había asegurado en sus anuncios que sus zapatillas podían disminuir las lesiones de los corredores y fortalecer los músculos del pie, dos preceptos todavía no demostrados en ningún estudio científico. No obstante, la empresa asegura que no ha cometido ningún delito y afirma haber aceptado la devolución de esta cantidad de dinero con el fin de finalizar el litigio y evitar gastos legales.

De este modo, todo el que haya comprado en Estados Unidos unas FiveFingers después del 21 de marzo de 2009 podrá pedir el reembolso de lo que pagó por ellas (con un máximo de 68 euros). El acuerdo establece que si tras realizar los reembolsos que se soliciten sobra algo de los 2,7 millones de euros que la compañía ha depositado, esta parte se donará a la Asociación Americana del Corazón. Además,  la compañia no podrá seguir afirmando en su publicidad que las zapatillas FiveFingers ayudan a fortalecer los músculos o reducir el riesgo de lesiones, a menos que la empresa presente nuevos estudios que lo demuestren científicamente.

 

No es la primera vez que un fabricante de calzado se ve obligado a devolver dinero por realizar publicidad engañosa. La Comisión Fedesal de Comercio de Estados Unidos ha multado también en  los últimos años a Reebok ( 18 millones de euros en 2011) y Skechers (31 millones en 2012), por afirmar que algunos de sus modelos ayudaban a adelgazar, reafirmar músculos, corregir la postura o mejorar la circulación.

En España, pese a las millonarias multas impuestas en EEUU y las denuncias de asociaciones de consumidores, ni el Instituto Nacional de Consumo ni las comunidades autónomas, que son las que tienen competencias para sancionar la publicidad engañosa, han actuado hasta ahora

Los estudios baropodométricos deben ser realizados por podólogos

Los podólogos avisan a las autoridades de que hay centros que realizan estudios biomecánicos por personal no cualificado

La Asociación Española de Podología Deportiva (AEPODE), la Federación Española de Medicina del Deporte (FEMEDE) y la Sociedad Española de Biomecánica y Ortopodología (SEBIOR) han emitido un comunicado a los ayuntamientos, consejerías de Sanidad y al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad denunciado la existencia de centros que realizan estudios biomecánicos por personal no cualificado.

Así lo ha manifestado a Europa Press el director de AEPODE y del Centro Terapéutico del Pie Siglo XXI, Ángel de la Rubia, quien ha informado de que estos estudios los están realizando tiendas de deportes, firmas de calzado deportivo y ortopedias como un “reclamo publicitario” y sin tener en cuenta los riesgos que conlleva.

En concreto, la técnica consiste en visualizar al corredor en una cinta y, “en el mejor de los casos”, observar la huella frontal mediante una plataforma y, a partir de ahí, aconsejar a la persona un tipo u otro de calzado deportivo.

“Para poder realizar este estudio es necesario tener un conocimiento científico de la anatomía y fisiología del aparato locomotor de la persona porque, de lo contrario, se da un falso diagnóstico, provocando lesiones en el usuario por un mal uso del calzado”, ha aseverado De la Rubia, para recordar que “gran parte de las lesiones de los deportistas vienen determinadas por un problema de mal apoyo”.

Dicho esto, ha explicado que esta reclamación se produce después de reunirse con la Consejería de la Comunidad de Madrid y conocer que los estudios biomecánicos no están regulados como tal y, por tanto, no se puede prohibir a nadie hacerlo.

Por este motivo, estas asociaciones se han unido para solicitar una regulación que establezca que sólo pueden hacer estos estudios los profesionales sanitarios acreditados académicamente como, por ejemplo, médicos y podólogos.

Noticias

14 Noviembre, 2014

Borja Pérez, coordinador de las jornadas:

“Es la inflamación de un ligamento que atraviesa toda la planta     del pie y que sufre un alto porcentaje de la población”

Unos 120 podólogos gallegos asisten hoy y mañana a las Jornadas Gallegas de Podología en Santiago de Compostela

El Colexio Oficial de Podólogos de Galicia (COPOGA) celebra hoy y mañana las Jornadas Gallegas de Podología: Patología del Retropié. Diagnósticos diferenciales y abordajes terapéuticos, en el Hotel Los Abetos de Santiago de Compostela. Se trata de un congreso dirigido a profesionales que quieren actualizar su formación a través de ponencias y talleres prácticos que tratarán de explicar las diversas patologías de la parte trasera del pie y sus tratamientos. El acto de presentación estuvo presidido por el coordinador de las jornadas y portavoz del Colexio de Podólogos, Borja Pérez, la secretaria de la entidad, Montse Martínez, y el podólogo y miembro de la Asociación Española de Cirugía Podológica, Bernardino Basas.

Las jornadas gallegas de podología son el principal evento de formación continua del año en Galicia en las que participarán aproximadamente 120 podólogos gallegos, de otras comunidades autónomas y de Portugal, además de estudiantes y casas comerciales. Se contará con la experiencia de prestigiosos expertos nacionales e internacionales.

El congreso se centrará en dos puntos importantes: el diagnóstico y el tratamiento de las patologías de la parte trasera del pie. Para abordar los diversos diagnósticos está previsto un amplio programa de conferencias y cinco talleres orientados a depurar la metodología terapéutica. En la fase de tratamientos, las jornadas tratarán de ofrecer información sobre diversos abordajes terapéuticos, desde tratamientos conservadores con vendajes, férulas, plantillas o fisioterapia, hasta los más avanzados procedimientos quirúrgicos.

El talón y las estructuras que lo rodean son parte fundamental para el correcto estado del pie y del miembro inferior. “La parte trasera es como el timón, que dispone como va a ser el comportamiento y dinámica del pie” –explicó Borja Pérez. Esta zona del pie se ve afectada por alteraciones en las articulaciones, tendones o ligamentos, y su  diagnóstico es muy complejo debido al dolor difuso que genera y que puede asociarse a incidencias en el miembro inferior (rodilla y cadera).

Borja Pérez manifestó que una de las patologías más frecuentes que surgen en la parte posterior del pie es la fascitis plantar, una afección que consiste en la inflamación de un ligamento que atraviesa toda la planta del pie y que sufre un alto porcentaje de la población. “A pesar de que la fascitis plantar presenta una cronicidad muy elevada, el correcto diagnóstico es la base de su tratamiento –destacó–.

En esta línea, el podólogo experto en tratamientos de deportistas de élite, Bernardino Basas, indicó que actualmente existe un tratamiento quirúrgico “poco invasivo” para tratar la fascitis plantar. Se trata de la cirugía endoscópica que permite al paciente realizar vida normal y caminar desde el primer día.

Otra de las alteraciones de la parte trasera es el pie plano de los niños. Bernardino Basas resaltó que existe a día de hoy una cirugía menos traumática para eliminar el pie plano, a través de una mínima incisión y un pequeño implante.